LA APOSTASIA

LA GRAN APOSTASÍA

"Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos" (Mateo 24:24). 
  


Una de las más grandes señales de la venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo es la apostasía: Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 Tesalonicenses  2:3).

La palabra apostasía significa "abandonar", "negar" y "renunciar" a "una fe". El apóstol Pablo escribe a la iglesia de Tesalónica advirtiendo sobre una de las señales cruciales que anuncian la pronta venida de nuestro Señor y salvador Jesucristo, advirtiendo que el Señor vendrá cuando esta "Gran apostasía" se manifieste dentro de la iglesia.

  • El movimiento apóstata sale de dentro de la iglesia de Cristo que ha abandonado la fe y ha negando la sana doctrina por seguir enseñanzas de hombres corruptos, que enseñan otro evangelio; un evangelio carnal conforme las concupiscencias de sus corazones. "Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros" (1 Juan 2:19).
  • La apostasía se levanta contra todo lo que es de Dios. La corrupción de la iglesia apóstata es tan grande, que va en contra de los mandamientos y estatutos de Dios; negando la fe en nuestro Señor y salvador Jesucristo. Negar la fe es abandonar los mandamientos del Señor; es negar a Aquel que dio su vida por nosotros en la cruz del calvario. La apostasía ha penetrado en muchas iglesias con enseñanzas en contra de la Palabra de Dios. Hay mucha diferencia entre la sana doctrina de Cristo, que se enseña en la iglesia de Cristo y la doctrina que se enseña en la iglesia apóstata.

La apostasía predica otro evangelio, enseñando doctrinas en contra de la Palabra de Dios;  introduciendo "herejías encubiertas" dentro de la iglesia, envenenando y contaminando la palabra pura; cambiando la doctrina de Cristo, por otras doctrinas carnales; doctrinas satánicas. "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado," (2 Pedro 2:1-2). La apostasía que hay es grande. Los aspectos más destacados de la gran apostasía son:



       EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD


El falso evangelio de la prosperidad, es un evangelio satánico que va en contra de la Palabra de Dios. Muchos abandonaron la doctrina de Cristo apostatando de la verdadera fe, y se han amontonado muchos falsos maestros, falsos profetas y falsos apóstoles predicando sobre las añadiduras; sobre prosperidad económica, diciendo que Dios quiere verte próspero, que Dios quiere verte rico, que Dios quiere que seas cabeza y no cola, incitando a la avaricia, haciendo del pueblo un pueblo avaro, un pueblo codicioso, amador de los deleites de la carne. En otras palabras los apóstatas están enseñando al pueblo a pecar. Cuando Cristo nos mandó a hacer tesoros en los cielos y no en la tierra: "No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón" (Mateo 6:19-21). Estamos viviendo en el tiempo de la gran apostasía, donde el hombre inicuo se está haciendo pasar por Dios, predicando herejías destructivas por medio de los falsos profetas de la prosperidad (diciendo que el Señor dice: "Qué este año tendrás un nuevo negocio, una nueva empresa, muchas riquezas"). Cuando la Palabra de Dios nos manda a Buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas serán añadidas (Mateo 6:33). La Palabra de Dios nos manda a tener contentamiento con lo que tenemos, a no tener avaricia poniendo toda nuestra confianza en Dios, quien nunca nos desamparará:Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré” (Hebreos 13:5). Mas la Palabra de Dios nos advierte que el amor al dinero es la raíz de todos los males y que muchos en búsqueda de riquezas se apartaron de la fe y de la vida eterna. ”Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; por que nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Por que los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; por que raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6.6-10).  El falso evangelio de la prosperidad enseña todo lo contrario del mandamiento del Señor, incitando al pueblo a buscar las añadiduras; sustituyendo el reino celestial por un reino terrenal, un reino carnal; desviándolo del camino de la verdad hacia el camino de la perdición. Y convirtieron la iglesia en un negocio donde todo se vende, venden congresos, seminarios, festivales,  eventos, etc. Han hecho mercadería con el pueblo de Dios. "Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidasSobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme" (2 pedro 2:3). 

"el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios" (2 tesalonicenses 2:4). 

PUEBLO DE DIOS… ¡DESPERTAD¡ ¡DESPERTAD¡ ¡CRISTO VIENE PRONTO¡


LOS FALSOS PROFETAS DE LA PROSPERIDAD
 



LA FALSA SANIDAD INTERIOR
La psicología secular ha penetrado en muchas iglesias y ha dominado la mente de muchos pastores y maestros, ha llegado a persuadir a creyentes a abandonar su fe en la "Suficiencia de la Palabra de Dios", es una religión infiltrada en la iglesia del Señor que va en contra de los principios Bíblicos. El enfoque de la falsa psicología cristiana es el mismo de la psicología secular, el enfoque en el "YO". Trata con el individuo buscando soluciones a los problemas del alma justificando nuestras actitudes pecaminosas en falta de auto estima -falta de amor propio- echando la culpa al exterior, diciendo que soy víctima del otro como el abuso por parte de los padres o el ambiente en el cual la persona ha crecido. Soy víctima de mi pasado y necesito valorarme y sobretodo amarme, y perdonarme? Porque yo valgo mucho mi precio es la sangre de Cristo, como soy tan valioso tan maravilloso debo amarme mucho y no tengo que tener tristeza o arrepentimiento por mis pecados porque Cristo ya perdonó mis pecados sólo falta que yo me perdone a mí mismo y me ame a mí mismo. La psicología usando técnicas de autoestima -amor propio-  engrandece y infla el ego creando "hombres amadores de sí mismos", justo como está profetizado que sería el carácter pecaminoso de los hombres en los postreros días: "También debes saber esto; que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. porque habrá hombres amadores de sí mismos..." (2 Timoteo 3:1).

1. Sin lugar dudas la falsa psicología cristiana es totalmente contraria a la palabra de Dios porque el problema del hombre no es su entorno -ni lo externo-pues como cristianos sabemos que el mundo entero está bajo el maligno y "TODOS", absolutamente todos nacimos con la semilla del pecado ya heredada y con la tendencia de continuo al mal.“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:2). "Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal (Génesis 6:5). 

"TODOS" hemos pecado y todos estamos destituidos de la gloria de Dios: "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23).

La psicología justifica la conducta pecaminosa razonando que la conducta pecaminosa es resultado de no estar valorado, aceptado, amado, -ni por los demás, ni a sí mismo- por lo que el tratamiento de la psicología es una dosis de auto estima, una dosis de amor propio. Palabras lisonjeras como: "tu vales mucho", "eres único", "tienes cosas maravillosas", "tienes que amarte a ti mismo para poder amar a los demás", son mentiras de satanás puesto que el tratamiento de la falsa psicología cristiana es contrario y opuesto al mandamiento de DiosEntonces Jesús dijo a sus discípulos: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame" (Mateo 16:24). Nosotros como cristianos debemos negarnos a nosotros mismos NO amarnos a nosotros mismos, cuantas veces los cristianos hemos sido humillados y afligidos y maltratados pero aun así Cristo nos manda a amar aun a nuestros enemigos, aquellos que nos afligen, nos maltratan, o nos odian (lo cual implica renunciar al yo, al amor propio). Debemos amarlos, bendecirlos, hacerles el bien y orar por ellos. Cuando la Palabra de Dios habla de amar a nuestros enemigos acaso no está hablando de aquellas personas que me han hecho sufrir, de aquellas personas que me humillaron. Cristo nuestro Señor nos manda a amarlos a ellos no a amarme a mi mismo. "Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen" (Mateo 5:44).


2. La psicología considera la naturaleza del hombre como básicamente "buena" y esta presuposición es contra la Palabra de Dios. La palabra de Dios nos enseña que todos nacimos con la semilla del pecado ya heredada (Romanos 5:2) y con la tendencia de continuo al mal (Génesis 6:5). Dice el Señor que: "...Ninguno hay bueno, sino sólo Dios" (Lucas 18:19). "Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno" (Salmo 14:3). ”Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros (1 Juan 1:8). El problema del hombre es EL PECADO. El pecado -la desobediencia- es la causa de todos nuestros sufrimientos. El cristiano no necesita de un seminario de sanidad interior para sanar su alma, necesita de "la Palabra de Dios", pero la Palabra pura sin contaminación ni mezcla con ninguna ciencia humana"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón" (Hebreos 4:12).

¿Por qué en la iglesia hay hermanos que aun no han podido perdonar? ¿Por qué en la iglesia todavía hay hermanos que no han cambiado y siguen igual de agresivos, mentirosos, llenos de amargura, ... ? ¿Será porque no han hecho un seminario de sanidad interior? ¿Será porque no se aman a sí mismos? ¿Será porque no se valoran a sí mismos? ¿Será un problema de autoestima o falta de amor propio? Claro que no, la respuesta es porque  "Nunca han nacido de nuevo". ¿Cuál es la evidencia de mi nuevo nacimiento? ¿Cuáles son mis frutos? Tristemente en las iglesias apóstatas no se predica sobre santidad, arrepentimiento, el juicio final, el temor de Dios, el infierno y mucho menos se prepara a la iglesia para la venida de nuestro Señor y salvador Jesucristo. Muchos piensan que son salvos -aun pastores- y no lo son porque no han nacido de nuevo. "Respondió Jesús (a Nicodemo) y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios" (Juan 3:3). 

3. Para adaptar la palabra de Dios a la psicología secular hay que psicologizar la Palabra de Dios manipulando, torciendo, tergiversando o adulterando el significado de la Escritura. En cuanto al segundo mandamiento: Y el segundo es semejante (al primero): "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. (Mateo 22:39-40). Los maestros apóstatas enseñan que: "Para poder amar a nuestro prójimo debemos primero amarnos a nosotros mismos". Sin embargo, esto lejos de ser una virtud es un pecado, listado junto con la vanagloria, la soberbia, la avaricia, ser amador de los deleites más que de Dios...(2 Timoteo 3.2-5). El problema del ser humano es el "exceso de amor propio", nos amamos demasiado a nosotros mismos, es por eso que el Señor nos manda a amar a nuestro prójimo con la misma medida en que nos amamos a nosotros mismos. Debemos perdonar a nuestro prójimo de la misma manera en que nos gusta ser perdonados, y como nos gusta ser amados debemos amar a nuestro prójimo. Debemos amar como el samaritano quien demostró verdadero amor hacia su prójimo. ¿Y quién es mi prójimo?  Preguntó el interprete de la ley. El buen Samaritano que nos muestra una historia de sacrificio (no de amor propio), hacia un objeto de odio (un judío), fue el ejemplo dado por el Señor Jesús para ilustrar el segundo mandamiento (Lucas 10.25-37).

4. Si decimos que la psicología complementa la palabra de Dios esto significa que la palabra de Dios es "incompleta y insuficiente" para la salvación de nuestra alma. “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2:8).

Los cristianos "NO" necesitamos seminarios de sanidad interior, ni charlas sobre auto estima –amor propio- auto confianza, auto perdón, auto afirmación  auto realización y demás. Los cristianos necesitamos volvernos de "nosotros mismos" a Cristo y someternos a la voluntad de Dios para poder así ser transformados por el Poder de Dios. Necesitamos "Negarnos a nosotros mismos, llevar nuestra cruz todos los días de nuestra vida muriendo al pecado, y seguir a Cristo","Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí" (Gálatas 2:20). Los cristianos necesitamos de un verdadero arrepentimiento, y luego permanecer en Cristo, la Vid verdadera y entonces llevaremos mucho fruto: "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer" (Juan 15:5). ”De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17).

“Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Pedro 2:2).



LA CONFESIÓN POSITIVA
“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2:8).


Génesis 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?
3:2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;
3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.
3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;
3:5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 
  
Satanás la serpiente antigua no ha perdido su capacidad para engañar y sigue haciendo uso de su astucia para engañar a los hombres con la misma mentira “y seréis como Dios. Confesar positivamente, visualizar, decretar y cancelar son conceptos que vienen de la metafísica que tiene sus raíces en filosofías humanas y doctrinas paganas ocultistas. La metafísica hace énfasis en el supuesto poder de la mente humana para crear e influir en las circunstancias, haciendo énfasis en el hombre y naturalmente sin tener en cuenta al “Dios de la Biblia”. Estas enseñanzas han sido introducidas dentro de la iglesia de Cristo, por el movimiento apóstata y es como música para los oídos: “Yo” lo “determino, lo confieso, lo visualizo, lo decreto y lo recibo”. “Determino y decreto aquello y rechazo y cancelo lo otro”.  En otras palabras como Dios ha creado todo diciendo: Sea la luz; y fue la luz (Génesis 1:3). También tú puedes hacer lo mismo "seréis como Dios. En tu boca hay un poder para crear y todo lo que confieses con tu boca será un hecho. Usa el poder que hay en ti. Si en tu mente hay pobreza y confiesas con tu boca soy pobre, serás pobre, y si visualizas, confiesas y decretas riquezas serás rico. Y si rechazas, cancelas y no aceptas una prueba, una circunstancia adversa, o dificultad, será como lo decretes. Por que en tú boca hay un poder. El movimiento apóstata, ha introducido encubiertamente esta "herejía destructora" dentro de la iglesia torciendo la Palabra y sacando algunos versículos de las escrituras de su contexto. ”Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1). Muchos pastores y maestros seducidos por estas enseñanzas han arrastrado a congregaciones completas a practicar esta doctrina satánica.  ”Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis; (2 Corintios 11.3-4).

La confesión positiva anula completamente la voluntad de Dios, cuando la palabra de Dios no nos ha mandado a crear nuestras propias realidades sino a orar conforme la voluntad de Dios. ”No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2). 

¿Qué dice la escritura al respecto?

Las cosas de Dios son santísimas y no podemos mezclar la Palabra de Dios con enseñanzas de sabiduría humana; cosas de hombres, “Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos” (Ezequiel 22:26). Tenemos el Espíritu de Dios –si es que el Espíritu de Dios mora en nosotros-  para saber que es lo que Dios nos ha concedido a los hijos de Dios, acomodando lo espiritual a lo espiritual y no acomodando lo espiritual a lo carnal y terrenal como si tuviéramos el espíritu del mundo: “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual (1 Corintios 2.12-13). 

La Biblia está llena de ejemplos a seguir de aquellos siervos de Dios que en los momentos difíciles no han utilizado ninguna técnica de confesión positiva para conseguir salir de su aflicción o dificultad. El rey Josafat, cuando supo que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas estaban viniendo para hacer la guerra contra Judá, vemos aquí al rey Josafat haciendo una confesión negativa diciendo: “No hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros”. Será que el rey Josafat debía confesar positivamente diciendo: "Somos fuertes y ya tenemos la victoria". Contrariamente a esto vemos al rey Josafat yendo al Señor con un corazón humillado clamando y confesando sus debilidades: NOSOTROS NO TENEMOS FUERZA PARA AFRONTARLOS. NO SABEMOS QUE HACER, Y A TI VOLVEMOS NUESTROS OJOS.

"Ahora, pues, he aquí los hijos de Amón y de Moab, y los del monte de Seir, a cuya tierra no quisiste que pasase Israel cuando venía de la tierra de Egipto, sino que se apartase de ellos, y no los destruyese; he aquí ellos nos dan el pago viniendo a arrojarnos de la heredad que tú nos diste en poseción. ¡Oh Dios nuestro! ¿no los juzgarás tú? porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros: no sabemos que hacer, y a ti volvemos nuestros ojos" (2 Crónicas 20.10-12).

EL APÓSTOL PABLO CONFESO SU DEBILIDAD

Aquí vemos el apóstol Pablo confesando su debilidad: "Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo" (2da Corintios 12:9).

JESÚS CONFESO SU AFLICCIÓN
"Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo" (Mateo 26:38).

EL REY DAVID CONFESO NEGATIVAMENTE¡

Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera,
Ando enlutado todo el día.
Porque mis lomos están llenos de ardor,
Y nada hay sano en mi carne.
Estoy debilitado y molido en gran manera;

(Salmo 38.6-8)

Oh Jehová, Dios de mi salvación, 
Día y noche clamo delante de ti.
Llegue mi oración a tu presencia; 
Inclina tu oído a mi clamor. 
Porque mi alma está hastiada de males, 
Y mi vida cercana al Seol. 
Soy contado entre los que descienden al sepulcro; 
Soy como hombre sin fuerza, 
Abandonado entre los muertos, 
(Salmo 88.1-5). 

LA CONFESIÓN POSITIVA EXALTA EL YO

La confesión positiva exalta el “YO” y da aparentemente al hombre el control total de sus deseos y sus planes. Solo necesitas visualizar y confesar positivamente, o rechazar y cancelar las diferentes circunstancias adversas ignorando la voluntad, la soberanía y el poder de Dios: “Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos” (Salmo 135:6). ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole? ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia? (Isaías 40.13-14). El Señor nos enseña y nos exhorta a contar siempre con la voluntad de Dios en todos nuestros caminos, si Dios quiere porque solo Dios tiene control de mi vida y yo no soy nadie para obligar a Dios a hacer de mis confesiones un hecho o una realidad. Dice el Señor en Santiago 4.13-15 ¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.

LA CONFESIÓN POSITIVA ANULA LA VOLUNTAD DE DIOS

La Palabra de Dios nos enseña a pedir humildemente y conforme la voluntad de Dios y no conforme a nuestra voluntad porque la voluntad de Dios es buena agradable y perfecta. Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” (1 Juan 5:14-15). Jesucristo nuestro Señor y Salvador cuando se le acercaba la hora de la muerte oraba al padre pidiendo pasar de él esa copa si era la voluntad del Padre: “Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39).

LA CONFESIÓN POSITIVA NIEGA LA SOBERANÍA DE DIOS

La confesión positiva niega la soberanía de Dios mas espera que Dios cumpla nuestros antojos como si fuera la lámpara de aladino cumpliendo deseos y sin tener en cuenta que nuestro Dios es totalmente soberano y tiene el derecho y el dominio absoluto sobre toda la creación. Dios es Todopoderoso y el Creador, Él es infinitamente exaltado en rango, poder y autoridad. “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos” (1 Crónicas 29:11-12).

LA CONFESIÓN POSITIVA REEMPLAZA LA ORACIÓN

La satánica confesión positiva reemplaza “la oración al Señor” por técnicas de metafísica, visualización, declaraciones positivas y decretos, cuando el comunicarnos con Dios a través de la oración, expresándole nuestras necesidades, nuestros agradecimientos y nuestras alabanzas y esperando en el tiempo de Dios y en su voluntad para con nosotros es un mandamiento. ”Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6). La oración es un arma poderosa para el cristiano apercibido. Un cristiano sin oración es una persona débil y sin fuerza. La oración es nuestra vía para tener comunión con nuestro Padre Celestial. El mandato: ”Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17), nos insta a estar siempre despiertos, a tener una actitud de rendición constante hacia El, e involucrarlo siempre en nuestros pensamientos y actividades, lo cual nos guarda de la tentación y nos bendice, pues no ignoramos las maquinaciones del adversario. La Biblia está llena de ejemplos de siervos de Dios que eran hombres y mujeres de oración como Abraham, Ana, Isaac, Ester, Jacob, Moisés, David, y como el profeta Elías, quien no hacia confesiones, ni decretos sino que oraba con fervor: “… La oración eficaz del justo puede mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto” (Santiago 5.16-18).

EN EL MUNDO TENDRÉIS AFLICCIÓN

La confesión positiva hace de los creyentes cristianos débiles y cómodos que no están preparados para las pruebas y las aflicciones, cuando El Señor nos dijo que en el mundo tendríamos aflicción y pruebas, no obstante nuestra confianza plena está en El, quien ha vencido al mundo: ”Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33). Y aun nos exhortó a enfrentar las pruebas, las dificultades y cualquier circunstancia adversa con sumo gozo, sabiendo que nuestra fe debe ser probada, produce paciencia y nos perfecciona en el Señor. ”Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna” (Santiago 1.2-4).

A los cristianos no deben sorprendernos las pruebas ni las aflicciones por que sabemos que el Señor está con nosotros en medio de ellas, y aun somos bienaventurados si los padecimientos son por el nombre de Cristo: “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,  sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado” (1 Pedro 4.12-14).






LA MÚSICA DEL MUNDO EN EL ALTAR DE DIOS


"Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos" (Ezequiel 22:26).

Las cosas de Dios son santísimas, de ninguna manera debemos tomarlas a la ligera engañándonos a nosotros mismos; diciendo que Dios solo mira la letra y que no le importa el ritmo o el género musical que le ofrecemos a "El" para alabarle y adorarle. Y qué comunión la luz con las tinieblas? Se puede sacar agua dulce y agua salada de la misma fuente? Es posible que la música que hemos usado para servir a baal la podamos usar para servir al Dios Altísimo, Sublime y Santo con sólo con cambiar la letra? Se complace Dios por alabarle con música mundana? La música es para agradar a Dios o para agradar al hombre? Es para adorar y alabar al Señor o es para el deleite de la carne?

Cuando no conocíamos al Señor éramos mundanos, nos deleitábamos con la música del mundo, nos gustaba la música bailable y sensual como el  reggaeton, salsa, merengue, rock, heavy metal. ¿Cómo podemos alabar a Dios con música bailable y sensual; con ritmos que sirvieron para estimular el pecado en el mundo? ¿Cómo podemos usar para Dios los mismos ritmos que usa satanás en el mundo? La alabanza es de Dios y es para agradar a Dios y no para agradar a la carne. ¿Cómo puede ser que Dios que nos sacó del mundo y de las cosas del mundo, va a querer que le adoramos con música mundana? Aquella música que nos trae recuerdos pecaminosos.

La apostasía ha introducido el mundo dentro de la iglesia del Señor, ha introducido la música mundana, los ritmos mundanos no haciendo diferencia entre lo santo y lo profano, ni distinguiendo entre inmundo y limpio contaminando así el altar de Dios y profanando su Santo nombre. (Ezequiel 22:26).

LAS COSAS DE DIOS SON SANTÍSIMAS

Éxodo 30:35-38 "Y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo. Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima. Como este incienso que harás, no os haréis otro según su composición; te será cosa sagrada para Jehová. Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo, será cortado de entre su pueblo".

Dios es Santo y sus cosas son santísimas
Dios mandó a Moisés a hacer un incienso para ponerlo en el tabernáculo de reunión. Dios le dio a Moisés la composición de Su incienso y El Señor advirtió que no está permitido a nadie hacer un incienso igual con la misma composición y cualquiera que haga un incienso como el del Señor morirá. Dios no comparte sus cosas con satanás las cosas del Señor deben ser únicas, diferentes, el Señor nos dio la composición de la música que a El le agrada. El Señor nos mandó a alabarle y adorarle con salmos, con himnos y cánticos espirituales: "Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" (Efesios 5:19). 

ES CIERTO QUE TODOS LOS RITMOS DE LA MÚSICA SON INSPIRADOS Y CREADOS POR DIOS?

Hoy día con la invasión de la gran apostasía escuchamos a muchos decir: "Qué Dios ha creado todos los ritmos de la música y que satanás no ha creado nada" Será cierto que Dios ha creado el reggaeton? El reggaeton viene de la palabra rege que significa trapos, ropa andrajosa. Es posible que El Dios Santo haya creado una música llamada trapos viejos y sucios? Será que Dios ahora ha decidido que lo alaben con trapos sucios y viejos, quiero decir rege? No será más bien que es satanás quien ha creado esta música bailable o sensual y sucia que incita al pecado? Hermanos os invito a escuchar un testimonio impactante, donde el Señor Jesús habla sobre la música actual que usa la iglesia para alabar al Señor. Por favor hermanos, en el amor del Señor os invito a escuchar este testimonio hasta el final :


¿REALMENTE SOMOS LUZ PARA EL MUNDO?

Vivimos en el tiempo de la gran apostasía donde el hombre busca agradar al hombre y no agradar a Dios. Muchas iglesias están llenas de hombres y mujeres mundanos que "no han nacido de nuevo" y mucho menos han querido "negarse a sí mismos" quieren venir a Cristo pero sin dejar al mundo ni las cosas del mundo. Tenemos que escoger entre el camino angosto y el camino ancho, entre el amor a Dios y el amor al mundo, entre la vida y la muerte. "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él" (1 Juan 2:15). No podemos tener la vida eterna sin morir a la carne, no podemos servir a Dios y a baal: "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas (Mateo 6:24).

Han introducido al mundo dentro de la iglesia ya no son luz para el mundo, mas el mundo es luz para la iglesia apóstata, ya no son imitadores de Cristo pero si imitan al mundo convirtiendo el altar de Dios en discoteca, con espectáculos con luces y maquinas de humo, la iglesia se convirtió en un club social para entretenimiento y para atraer a los jóvenes con la música que a ellos les agrada en el mundo, música bailable o sensual para deleite de la carne.  Ya no hay respeto hacia el Señor ni hacia las cosas santas de Dios. "Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos" (Ezequiel 22:26). 

"Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? (Marcos 8:34-36

      LA DIFERENCIA ENTRE LA IGLESIA DE CRISTO Y LA IGLESIA APOSTATA

LA IGLESIA DE CRISTO
LA IGLESIA APOSTATA
Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia (Mateo 6:33)
Enseña al pueblo a buscar las añadiduras
Predica el Evangelio de la cruz (Marcos 16:15)
Predica el evangelio de la prosperidad
Enseña el pueblo Amar a Dios (Mateo 22:37)
Enseña el pueblo Amar al mundo
Predica sobre un reino celestial (Romanos 14:17)
Predica sobre un reino terrenal
Somos luz para el mundo(Mateo 5:15)
El mundo es luz para la iglesia apóstata
Sin santidad nadie vera a Dios (Hebreos 12:14)
No exhorta a vivir en santidad
Niégate a ti mismo (Mateo 16:24)
Enseña el amor propio y el autoestima
Predica sobre la venida del Señor (Apocalipsis 22:12)
No predica sobre la venida del Señor
El que permanece en cristo hasta el final será salvo  (Mateo 24:13)
Salvo siempre salvo
Fe viva con obras (Santiago 2:17)
Fe muerta y sin obras
Las cosas de Dios son santísimas (Exodo30:35-38)
Mezclar lo santo con lo profano
Escuchar y seguir al espíritu de Dios(Juan10:27)
Escuchar y seguir a espíritus engañadores
Predica del infierno y el juicio venidero(Mateo 25:41)
No se Predica del infierno y el juicio venidero
De gracia hemos recibido de gracia damos

(Mateo 10:8)
Han hecho mercancía de sus seguidores
Se predica la palabra pura sin contaminación

(1ª pedro 2:2)
Mezclar la palabra de Dios con sabiduría humana

LA GRAN APOSTASÍA



QUE DEBEMOS HACER FRENTE LA APOSTASÍA

Huye de la apostasía


"Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre" (1ra Timoteo 6:11).

No seáis, pues, partícipes con ellos. 

"Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz" (Efesios 5. 6-8).

Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos

"Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos" (Jeremías 15:19).

Limpiaos, pues, de la vieja levadura

"Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros" (1 Corintios 5:7).  

No creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus


"Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo" (Juan 4.1-3).

Velad

"Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.  Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados" (Hechos 20.29-32).


Hermanos si estás en una iglesia apóstata, una iglesia donde no se predica el evangelio de la cruz, una iglesia donde no se predica de santidad ni de arrepentimiento, donde no oyes la palabra pura sin contaminación,  donde no te exhortan y te redarguyen de tus pecados, si estás en una iglesia que no predica sobre la venida del Señor Jesús, donde no te exhortan a velar y a estar preparado con la vestidura limpia, santa y resplandeciente para la venida gloriosa de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, si estás en una iglesia donde solo predican de prosperidad, riquezas y añadiduras, si estás en una iglesia donde han mezclado las cosas santas de Dios con las cosas del mundo, donde solo te entretienen como si fuera un club social, hermano sal de ahí, huye, escapa por tu vida, corre hacia tu Salvador ahora es el tiempo, por que el Señor viene pronto para llevar una iglesia santa, sin mancha ni arruga y la iglesia apóstata será dejada, hoy es día de misericordia, si hoy oyes la voz de Dios no endurezcas tu corazón, no digas mañana lo haré por que a lo mejor ya será tarde, que el Señor os bendiga. Amén.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada